Aritz Aduriz ya es el segundo fichaje más caro de la historia

27 agosto 2008 | Por | Categoria: Futbol, General

R.C.D. MALLORCA. PLANIFICACIÓN

El delantero vasco ha costado seis millones y sólo es superado por los 7´2 del ahora barcelonista Etoo

Aduriz posa con su nueva camiseta y con una bufanda del Mallorca en el Ono Estadi tras su presentación como rojillo.  Foto: Tooru Shimada

Aduriz posa con su nueva camiseta y con una bufanda del Mallorca en el Ono Estadi tras su presentación como rojillo. Foto: Tooru Shimada

SEBASTIÀ ADROVER. PALMA.

El Mallorca ha demostrado a lo largo de su historia que también sabe tirar de talonario para reforzar sus plantillas. Los rojillos siempre se han caracterizado por ser un club vendedor -esta temporada no ha sido una excepción-, pero el fichaje de Aduriz demuestra que también pagan precios altos. El delantero vasco ha costado cinco millones de euros, más otro por objetivos que se basa en el número de partidos que juegue el ex del Athletic y el puesto que queden los isleños en la Liga.
Es una cifra muy alta ya que es la segunda contratación más cara de siempre del club, pero está lejos de los 7,2 millones que se pagó al Real Madrid por el cincuenta por ciento de la propiedad de Etoo. El ahora ariete del Barcelona obligó al entonces propietario Antonio Asensio a rascarse el bolsillo para adquirir a un futbolista que justificó a base de goles el esfuerzo. Fue el héroe de la conquista de la Copa del Rey en 2003 y maravilló a la afición de Son Moix durante cinco cursos.

Eso sí, los euros más rentables fueron los 3´5 que pagaron por Güiza hace justo un año, que sirvieron para que el jerezano fuera el pichichi de la Liga -27 goles-, bota de plata europea y le dieran el billete para ser campeón de la Eurocopa.
Pero no todos los desembolsos han sido recompensados al mismo nivel sobre el césped. Ni mucho menos. El caso más flagrante es el del lateral izquierdo Cristian Díaz, por el que el Mallorca pagó el equivalente a 4,5 millones de euros -750 millones de pesetas- al Udinese italiano por un jugador que apenas disputó ocho partidos. Pasó sin pena ni gloria, al igual que Quinteros. Este punta argentino llegó con la vitola de ser el segundo máximo goleador de la Liga argentina -sólo por detrás de Palermo- pero como rojillo sólo fue capaz de marcar dos goles. Y eso que costó 4,2 millones.
El fichaje de Serrizuela, que también llegó a la isla en la temporada 1999/00, obligó a pagar 3,6 millones y su concurso no pasó de unos discretos diecinueve partidos. Gálvez, hace ya doce temporadas, costó 800 millones de pesetas -4´8 millones de euros-, aunque el entonces presidente Bartolomé Beltrán incluyó en las negociaciones con el Valencia a Moyà, Eskurza y Romero -más la cesión de Iván Campo- por 300 millones más en una operación que se cerró en 1.100 millones de pesetas. El punta mallorquín anotó cinco goles -25 partidos- y no continuó su enorme progresión en el Sitjar.
Son ejemplos de contrataciones elevadas que no cumplieron con lo que el Mallorca esperaba. Aduriz es el último en llegar, pero seguro que espera tener más suerte que algunos de sus predecesores.

Deje su comentario