Menorca ya tiene su circuito oficial

14 enero 2011 | Por | Categoria: General, Motociclismo, Motor

Pista definitiva. Imagen aérea del trazado definitivo del circuito situado en la IV Fase del Polígono Industrial de Maó - mcm

Motociclismo

La más antigua reivindicación de los moteros menorquines está resuelta con una instalación que sirve para toda la isla y que permitirá formar pilotos y realizar competiciones oficiales

“Esta instalación nos devuelve la vida. Era necesaria. Nos hará crecer sin molestar a nadie”. Lo dice Toni Riudavets, presidente del Motoclub Menorca, una institución deportiva que suma cerca de 35 años y que empezaba a temer una lenta decadencia, quizá definitiva. Junto a él, en la misma pista, asiente otro de los “ideólogos” de la instalación, Berto Cerdá. “No sabes lo que hemos tenido que batallar. Pero lo hemos conseguido y es bueno para todos”.

El circuito motociclista homologado más grande de Balears y único en Menorca está en Maó, entre naves industriales y proyectos de serlo, en POIMA IV Fase. Es una parcela de 8.400 metros cuadrados de los cuales 905 son de sinuosa pista homologada por la Federació Balear, y donde se podrán celebrar competiciones oficiales de motocross, trial, enduro, y también de mountain bike (ciclismo) y cross (atletismo).

“Los de la Federació quedaron encantados al inspeccionarla”, afirma con satisfacción Riudavets.

A falta de ultimar detalles de seguridad del recorrido y un pequeño local para diferentes servicios, lo que a simple vista parecen unos caminitos con montañitas y curvas cerradas pronto será un nuevo recinto deportivo que “no solo servirá para Maó, sino para toda Menorca”, insisten desde el Motoclub.

Faltará lo que los técnicos municipales denominan “recepcionar la obra”, algo que debe suceder en los próximos meses. Una obra que se inició el pasado día dos de diciembre y que cuesta 50.000 euros, dinero que sale de un convenio de colaboración entre Govern Balear, Consell y Ajuntament para instalaciones deportivas y del que ya se dedicaron 100.000 para homologar la pista de atletismo de Maó.

El Consistorio ha cedido la parcela y será el ejecutivo insular el que decida quién gestionará el circuito.

Había que convencer

Antes del primer movimiento de tierras –“una arena perfecta, la polvareda que levanta es mínima”, asegura Cerdá– hubo todo un “trabajo” previo para convencer a las instituciones. El tema no era baladí. “En Menorca hay mucha afición a todo lo que es motor pero, a la vez, también están muy arraigados conceptos como tranquilidad y ecología.

Estas ideas, que parecen contrapuestas, no lo son si se hace bien”, explica Riudavets. Y hacerlo bien era “convencer a las instituciones de que no es lógico que los menorquines tengan que irse a Palma si quieren subirse a una moto, porque el piloto es el primero que entiende que no puede ir con su moto campo a través, y que no quiere despertar a nadie el domingo por la mañana”, añade Cerdá.

Consell y Ajuntament

El primer contacto fue con el Consell insular. “Pretendíamos que vieran que no era un tema solo de Maó, sino de Menorca. Entendemos perfectamente los problemas que, por ejemplo, hay en Ciutadella para hacer el Parcmotor”. De esta forma, “convencimos a la consellera Caules y vieron que podrían financiar el proyecto con los fondos que dedica el Govern”. Pero el pero era el Ajuntament.

“No veían claro lo de dedicar una parcela de POIMA, pero tampoco costó mucho”, incide Cerdá. Y es que “el alcalde Vincenç Tur fue el primero que se dio cuenta de que las ventajas eran mayores que los inconvenientes: un recinto cerrado y controlado, único en Menorca, en un polígono donde no se molestará a nadie, sin crear problemas para el medio ambiente, con todo legalizado, con homologación federativa, donde se podrán realizar campeonatos oficiales… Era ideal”.

Ahora, con los pies en la pista, siguen siendo realistas. “Estamos agradecidos, pero esto es el principio”. Y el principio es “fomentar que los moteros hagan las cosas bien. Aquí solo podrán competir los que estén federados”, y para estar federado “hay que formarse, hacer cursos, aprender”.

El Motoclub Menorca pretende ser uno de los agentes vehiculantes de todo este movimiento. Por de pronto “hemos conseguido el patrocinio de 67 empresas y este sábado vamos a reunirnos con la Federació en Palma”.

Los moteros ya tienen su casa, pero también la tendrán los practicantes del tiro al arco o la “fona”, que tendrán su espacio dentro de la misma parcela.

Perfectamente diferenciados, por supuesto. Pilotos como Toni Torres (campeón de Balears), Isma Pérez o Rafel Bagur no tendrán nada que temer. Y todos los que vengan.

Deje su comentario

  • Mantente informado