Intrahistoria: “Cuántas veces me hicieron entender que si cometias un fallo en un encuentro te fusilaban” por Estefan Drover

28 octubre 2011 | Por | Categoria: comunicados, Futbol, General

A lo largo de mi historia futbolística, me ha tocado aguantar situaciones a las que ahora puedo considerar conscientemente cómo gran error.

Recuerdo partidos en los que antes de saltar al terreno de juego ya te dedicaban un prejuicio. “Cómo sigas cómo hasta ahora no vas a ver más minutos”, “Cómo sigamos así, correremos cómo descerebrados durante la semana” -en tono hóstil, mirándote a los ojos cómo si de desequilibrados se tratara. Éstas situaciones me provocaban un exceso importante de presión que un niño de entre 9 y 13 años es difícil de aguantar, incluso hasta un adolescente de 16 a 19 años es difícil de asimilar. He llegado a ver hasta actuaciones poco acertadas en el que se llevaban las situaciones a las manos. La reprimenda de tal situación era tan importante que el 80% de los jugadores de aquella plantilla pensó en no volver a jugar, en no volver a un deporte con el que eligió para poder disfrutar de lo que hacia.

Pero si algo he de agradecer en estos momentos es de aquellas situaciones. He entendido que no estamos para que nadie decida sobre nosotros, que sí es importante escuchar y valorar qué nos dicen pero sólo queda ante nosotros la oportunidad de escoger lo que consideramos el tan relativo “bien”, he entendido que si hay una forma de llegar al punto más alto es disfrutando conscientemente de todo lo que haces, incluso “disfrutar de sufrir”. He de agradecerlo porque ahora ya sé lo que no debo hacer ante situaciones límites y qué es lo que debo hacer. Los partidos de los fines de semana se deben tomar cómo el significado de una “fiesta” o “espectáculo” en el que los futbolistas deben de tener en consciencia que sirven para disfrutar y para demostrar qué es lo que estoy aprendiendo durante la semana, mes o año.. Enseñarles qué puedo ser y puedo hacer bien lo que quiero ser.

Quizás siga teniendo una experiencia de altibajos pero continuo creyendo en todas las posibilidades. “Los que tienen la decisión de optar si eres apto o no siguen creyendo que el acceso depende en el más elevado del porcentage de la escuela o trayectoria por el que hayas pasado sin poder demostrar antes si eres valedor”. (Blog StefanDrover)

Deje su comentario