La quiniela pasa sus peores momentos

3 enero 2012 | Por | Categoria: comunicados, Futbol, General, La Quiniela Balear

 

.

 

LA QUINIELA PASA POR SUS PEORES MOMENTOS Y NADIE PONE REMEDIO…

FINALIZA EL AÑO 2011 CON UNA BAJADA DE FACTURACIÓN DEL 21,85%

…BAJADA TRAS BAJADA…

 

AÑO 2008 FACTURÓ 557 MILLONES

AÑO 2009 FACTURÓ 533 MILLONES

AÑO 2010 FACTURÓ 487 MILLONES

AÑO 2011 FACTURÓ 381 MILLONES

 

El 1X2 continúa descendiendo en sus recaudaciones, en el 2010 en un -7,83% y mermó la venta media por jornada en un -13,77%, respecto al año anterior – 2009, año en el que ya descendió esta venta media por jornada en un -10,96 % respecto al año anterior. Bajada tras bajada que este año nos dejará como facturación media por jornada una cifra que igual no llega a los 7 millones de euros, exactamente 6.932.681,34 euros, poco más de los 1.150 millones de pesetas de las de antes. Como diría aquél conocido presidente, “la Quiniela está en la UVI”…

 

.

 

J.J. Morón

Así es, el Ente Público Empresarial Loterías y Apuestas del Estado, (LAE), dará a conocer próximamente, las cifras oficiales de ventas referentes a nuestras apuestas deportivas, la Quiniela y el Quinigol, correspondientes al cierre del pasado año 2011. Presentación de resultados que dudo se tilde de mucha fiesta. Así como aseguro que evitará su tradicional encuentro con la prensa, como venía siendo tradición en la Quiniela. Cifras que adelantamos por nuestras previsiones, en el caso de la Quiniela, a las que hoy añadimos otras curiosidades a destacar.

 

Recordaremos que en el año 2004, sin existir el pleno al 15, se batió el record histórico de facturación de la Quiniela hasta esa fecha. Hecho a destacar si consideramos que se batió sobre un año anterior en el que también se superaron los 12 millones de euros de facturación como media por jornada. Facturación meda que hasta entonces sólo fue superada dos veces en la historia. Es decir, techo sobre techo. Todo lo contrario de lo que venimos viendo en la actualidad. Lo que apunta a que este juego no interesa mucho al Estado. Al menos, así lo demuestran sus resultados desde años atrás. Ya que no hablamos de los últimos años de la popular y cansina “crisis”, la cosa viene de lejos y no se ve reacción alguna. Esperemos que con los nuevos cambios el asunto cambie un poco, tanto por el bien de todos como por el bien de todo lo que aporta a nuestro deporte.

 

Según vimos, y así lo comentamos en este apartado, avisamos antes del comienzo del año 2003 que, en estos próximos años se superarían distintos techos de facturación histórica. En el año 2003, la cosa parecía deberse al aumento de precio de la apuesta, hecho que también vaticinamos como incierto, ya que ello vendría provocado por la popularidad del premio a los 10 acertantes y la desaparición del pleno al 15, por lo que preveíamos nuevas subidas de facturación para posteriores años. Así fue, marcando el 2004 un récord de facturación sin existir cambio en el coste de la apuesta, en el reparto del porcentaje destinado a premios, ni en las categorías enmarcadas y aprobadas para este fin, recordamos que cobraron los de 14, 13, 12, 11 y 10 aciertos.

 

En el año 2007, la Quiniela rompió su tendencia a la baja y logró un nuevo récord de facturación anual, con cerca de 550 millones de euros (547.244.130), un 13,97 por ciento más que en 2006, y la venta media por jornada ascendió de los 11,1 millones a los 11,9, lo que significó un incremento en la facturación semanal del 6,54 por ciento.

 

 

Según los datos que facilitamos, el 1X2, en el año 2008, mejoró los 547,2 millones recaudados en las 46 jornadas del año 2007 merced, en parte, a que se disputaron 8  jornadas más (54) que en el año inmediato anterior.

En 2008 se confirmó el techo de facturación de ese producto, la inercia a la baja de la facturación por jornada, evidentemente debido a ese incremento de las mismas. Techo que se apuntó en el año 2004,  después de ese positivo año en el que Loterías y Apuestas del Estado (LAE) había establecido, con más de 533 millones de euros (533.801.702), el entonces récord histórico de facturación para el organismo y coincidiendo con la retirada del Pleno al Quince. A partir de ahí la cosa ha cambiado mucho…

 

En el año 2010 se disputaron 62 jornadas del 1X2, y en el que la  venta por jornada no alcanzó los 8 millones de euros, algo alejado de los 12,4 millones por boleto que se recaudó en el histórico y ya referido 2004. Bajando de los 8 millones de facturación media por jornada, desde que se superaran, y nunca se bajara de esa media, en el año 1962. “Cuarenta y ocho años atrás, ahí es nada”.

 

Pues bien, ahora llega el cierre del 2011, cierre del que próximamente el LAE dará a conocer sus resultados, como presenta cada año a la finalización del mismo. Cifras que por nuestro seguimiento ahora adelantamos, evidentemente exactas a la finalización del año 2011, cierre del que ya podemos adelantar de “UVI”. La Quiniela facturó  381.297.473,50.- euros, marcando una bajada del 21,850% anual en sus ventas y no alcanzando los 7 millones de euros como facturación media por jornada. Un 11,90% menos de facturación media por jornada que en el año anterior, 2010. Evidentemente es para alarmarse. Hay que tomar medidas y pronto…

 

.

Comparativa del ingreso total de la Quiniela dentro de los juegos que comercializa el Estado, el LAE.

 

.

 

Tenemos que considerar que el importe que supone la venta de la Quiniela en el total de venta de los productos del organismo es ridículo, o al menos demasiado insignificante comparado con el resto.

También hay que puntualizar que la Quiniela genera mucho más trabajo al organismo que otros juegos o sorteos pasivos, aunque ellos no lo denominen así, como son las rifas, bono-loto, primitivas y similares. En el caso de la Quiniela hay que confeccionar boletos distintos cada jornada, localizar encuentros para su cumplimentación, distribuirlos por toda la red de ventas, etc…

Luego la verdad es que proporcionalmente al esfuerzo, la Quiniela da más trabajo que otros sorteos similares que a su vez no se ajustan a fechas ni calendarios. Mal futuro como no cambien muchos las cosas.

 

A ninguno de nuestros lectores le sonará a nuevo si digo que las nuevas tecnologías están comiendo facturación a marchas forzadas, que los móviles se utilizan para algo más que llamar o enviar SMS, que las cifras de venta por internet son las únicas que suben, etc, etc, etc…

 

Para que todos nos podamos ponderar las diferencia de utilización como base de comunicación de las nuevas tecnologías, el pasado clásico R. Madrid – Barcelona, pudo facturar a nivel de las simples Porras conocidas en tantos bares y cafeterías de nuestro país, y a través de la Red, a través de Internet, más que la totalidad de facturación del organismo en esa jornada.

 

VEAMOS NUESTRA PREVISIÓN Y SU COMPARATIVA DE FACTURACIÓN MEDIA POR JORNADAS

 

 

Evidentemente debemos comparar la media de facturación por jornada. Es lógico que el número de jornadas disputadas influya en el importe total facturado durante el año, no debemos comparar 43 jornadas del año 2004 con 41 disputadas en el año 2005 y las 43 del año 2006, de ahí que se indiquen las facturaciones medias por jornada disputada, pero…

 

Debemos señalar que en el 2010 se disputaron 62 jornadas, y que en el anterior sólo fueron 58. Apuntando que en el presente año y una vez finalizado el mismo, se jugaron 55 jornadas, que, la bajada de facturación para el cierre del ejercicio nos marca un número que asusta “al más pintao” el -21,85%. Sin duda el peor dato de los posibles. Pronto dará las cifras oficiales el organismo.

Por aquello de no justificar la menor venta por menor número de jornadas, debido al incremento de las mismas en siete más del año anterior, la cifra marcará, sin duda, un vergonzoso -11,90% de bajada media por jornada en su facturación en el 2011.

 

Como se puede apreciar en el cuadro que adjuntamos referente a la comparativa, la facturación media por jornada no alcanzó a la media alcanzada el año anterior 2010, ni 2009, ni 2008, ni 2007, ni en el 2006, o la del 2005, ni la correspondiente al 2004. Como dato más que curioso, diré que tenemos que llegar a la temporada 1962/63 y encontramos una media de facturación de 7.998.965,99 euros (después de convertir las 32.979.165.749 pesetas actualizadas –pesetas constantes- a su valor a enero del 2001), eso si, indicando que el precio de la apuesta era de 4 pesetas de las de entonces. Como diría aquél… “ya ha llovido”.

 

El Pleno al 15 parece que aporta bien poco

 

Podemos apreciar, en el cuadro, la evolución media de facturación por jornada en los últimos siete años. Donde podemos ver con claridad los resultados de los años 2004, 2005 y 2006, en los que en medio año 2005, como ocurriera en el 2003, no existió el pleno al 15, así como el año completo 2004 donde nunca se aplicó esta categoría. Indicaré que la facturación media en el año 2003 alcanzó los 12.111.273 euros. (Más del 50% por jornada que en el presente año) Fueron los años más notorios, volviendo a la línea del 2002 el primer año completo y de nuevo con el pleno al 15 en marcha y olvidada la aplicación de nuevas tecnologías en la explotación y presentación de nuestras apuestas en el mercado. Curioso el observar el comportamiento de la facturación en esos dos años en los que en su mitad de jornadas desapareció el pleno al 15, así como en el único año completo en el que faltó ese pleno, el 2004. Ahí quedan esas cifras y ahí quedan esos tres años, evidentemente para análisis de quién lo desee, puesto que como dato histórico, cuantitativo y demostrable, ahí queda. Y ahora si que no me pregunto eso de… ¿Es necesario el pleno al 15? Los resultados están ahí, yo no puedo inventarlos, aunque llevemos años indicando la torpeza del sistema y lo inadecuado de su presencia en la quiniela. Y ojo que esto viene de largo, que no se trata sólo por la crisis, como se puede apreciar en el cuadro de facturación media por jornada.

 

La Quiniela tampoco dio la talla en el pasado año 2010 y eso no beneficia, en nada, al fútbol

 

La bajada de la facturación de la Quiniela no beneficiará, además, a las arcas del fútbol profesional, que ingresará, a través de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), el 10 por ciento de la recaudación y que por el 2010 percibió 48.790.764 euros, ¡ojo! Que en el año anterior 2009 fueron 53.308.542 euros y, que ya arrastró una bajada de casi 2,5 millones de euros menos que en el anterior ejercicio 2008, exactamente 2.430.578 euros de diferencia negativa o merma de ingresos por la Quiniela. Y los 38.129.747.- euros que cobrará por el año 2011, ahí sí, ahí superará los 10,5 millones de euros menos de ingreso la LFP. Y de nuevo indicando que ya en el año anterior venía de cobrar por las Quinielas algo más de -4,5 millones de euros que en el año anterior. “Bajada más bajada… más bajada..”

Evidentemente, la existencia del Área de Gestión y Desarrollo de las Apuestas Deportivas en la LFP, se notó en sus resultados cuando existió. Y no hablamos de poco dinero. Y menos aun con los tiempos que corren.

 

Por su parte, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), a través del 1 por ciento que le tiene cedido el Consejo Superior de Deportes (CSD), aumentará sus arcas con unos 3.812.975 euros, un millón cienmil euros menos que en el año anterior, (4.913.572 euros), cifra que ya marcaba una bajada de 417.282 euros menos que el anterior 2009.

 

Analicemos el reparto de la Quiniela en el año 2011 comparado con los ocho años anteriores, (2003, 2004, 2005, 2006, 2007, 2008, 2009 y 2010)

 

.

 

 

El LAE, próximamente, hará públicos los datos correspondientes a 2011 y los referentes al ‘Quinigol’, y no en su tradicional encuentro que suele celebrar con los medios de comunicación a principio de cada año. Se ve que la cosa no apunta para mucho ruido.

 

Esperemos que en lo que resta de temporada, los resultados puedan arreglarse un poco para su cierre, en el que estimo un descenso en la venta media igualmente preocupante, ya que dudo alcance los 6.000.000 de euros por jornada. Por lo que se ve, ni la LFP ni el LAE ponen remedio al asunto.

.

JJ Morón,  

ANPAD

 

Deje su comentario