Segundo título mundial para Francia

15 julio 2018 | Por | Categoria: Futbol, General, Mundiales
Foto: AS

Foto: AS

El combinado francés se proclamó campeón del mundo por segunda ocasión en su historia tras derribar a una magnífica Croacia 4-2 gracias a su eficacia de cara a gol. 

Francia levantó su segundo cetro mundial con euforia y alegría en el Estadio Luzhniki de Moscú (Rusia), después de superar a una extraordinaria Croacia por 4-2 con goles de Mandzukic en propia meta, Griezmann de penalti, Paul Pogba y Kylian Mbappé. En semifinales, les blues echaron a Bélgica de la competición tras ganar por 1-0, mientras que los croatas eliminaron a Inglaterra 2-1 en el tiempo extra.

El partido arrancó con una Croacia que tuvo la posesión del esférico a través de la calidad de su sala de máquinas: Luka Modric, Marcelo Brozovic e Iván Rakitic. Además, Iván Perisic, Ante RebicMario Mandzukic crearon peligro por los flancos y llegaron con facilidad al arco rival, pero carecieron de acierto entre los tres palos. En el 18′, el bloque de Didier Deschamps, sin hacer nada del otro mundo, desniveló la contienda 1-0. Mario Mandzukic, estilete croata, envió el cuero a la red con la cabeza en una falta botada por Antoine Griezmann.

En el ecuador del primer tiempo, los pupilos de Zlatko Dalic no se dejaron sorprender y continuaron fieles a su estilo. Diez minutos más tarde llegó la recompensa para ellos. Iván Perisic soltó un tiro cruzado que no pudo hacer nada Hugo Lloris para detenerlo en una gran jugada de estrategia ejecutada a la perfección por el combinado croata 1-1. Al filo del descanso, el balón impactó en la mano de Iván Perisic en un saque de esquina y los jugadores galos protestaron. Posteriormente el árbitro argentino Néstor Pitana miró el VAR y tomó la decisión de señalar la pena máxima para les blues. El ariete Antoine Griezmann engañó perfectamente a Danijel Subasic para colocar el 2-1 para Francia.

Tras la reanudación, Croacia siguió exhibiendo un buen fútbol. Sin embargo, un contragolpe iniciado por Kylian Mbappé lo terminó el centrocampista Paul Pogba con un excelente tiro ajustado al palo izquierdo para ponerlos contra las cuerdas 3-1. A partir de este momento, Francia se sintió muy cómoda sobre el verde. Prueba de ello, fue el golazo de Kylian Mbappé, que chutó desde la frontal del área para aumentar la diferencia en el marcador 4-1.

Un jarro de agua fría para Croacia que vio cómo se le escapaba el título. No obstante, cuando menos se lo pensaba, Hugo Lloris cometió un error a la hora de zafarse de Mario Mandzukic. El jugador de la Juventus de Turín le quitó el esférico para ponerlo al fondo de la red 4-2. En la recta final, los discípulos de Zlatko Dalic trataron de obrar el milagro, pero el balón no quiso entrar. La final terminó con la satisfacción de los franceses por 4-2 frente a Croacia, que firmó un excelente partido.

Joan Antoni Perelló para deportebalear.com

Deje su comentario