EMPATE EN CALVIÀ PARA EMPEZAR EL AÑO: CALVIA ATCO. 2 –CIDE 2

12 enero 2020 | Por | Categoria: Futbol, General, Juvenil

Cide, foto archivo

Tras el parón navideño, y en un partido que tuvo alternativas en el marcador y en el juego, Calviá y Cide firmaron un empate (2-2) en el encuentro que suponía el inicio de la segunda vuelta de la Liga Nacional Juvenil. La tuvo el Cide para encaramarse en la segunda plaza de la clasificación, el empate calvianer llegó en el minuto 90, pero, igual que le ha ocurrido en otras ocasiones, a los colegiales les cuesta cerrar los partidos.

Cuando uno observa las estadísticas del Calviá, rápidamente comprueba que basa su más que aceptable posición en la tabla en una gran fortaleza en su campo. De los 27 puntos de los calvianers, 23 los ha conseguido en casa, donde no ha perdido ni un solo encuentro y tan solo ha cedido dos empates. La explicación a esos números la “sufres” cuando te toca ir a jugar en el campo calvianer. A falta de un fútbol exquisito, quiero que se me entienda la expresión, el Calviá Atco. basa su juego en una muy buena disciplina táctica, una fuerte intensidad en su juego, ayudas constantes en defensa, balón parado, juego directo, segundas jugadas y un público que aprieta y mucho durante los 90 minutos del partido.

Pascual Pomares no cambió el dibujo que parece se ha instalado en el Cide, que saltó al terreno de juego de Calviá con el 1-4-1-4-1. Damián García estuvo en portería. En la línea de cuatro de atrás se colocaron Hugo Zamora, Sebastián Serra, Alfredo Rodríguez y Amadou Konate. Pau Mateu fue el único pivote. En la línea de cuatro por delante del pivote arrancaron Xavi Balaguer, David Herreros, Marco Jaume y Sergi Barceló. En punta, en esta ocasión estuvo Yordan Yordanov. Difícil acertar el once inicial de Pomares que siempre nos da alguna sorpresa. En esta ocasión, las sanciones y lesiones condicionaron el once inicial aunque también hubo alguna decisión técnica diríamos que no prevista.

El partido arrancó según lo previsto. El Calviá, con esas virtudes que hemos comentado antes y que tan bien maneja, apretó y mucho. En los primeros minutos los colegiales apenas conseguían pasar el medio campo. Aunque si bien es cierto que cuando el Cide ganaba un balón en el centro del campo intentaba jugarla, no es menos cierto que, en esos minutos, le faltó mucha profundidad. El Calviá llegaba sin peligro a base de balón directo y algún saque de esquina o falta. El primer atancante del Calviá era su guardameta Verger que, en cada saque de puerta, metía el balón en tres cuartos de campo colegial para que sus compañeros lucharan el balón e inquietaran a Damián en segundas jugadas. El dominio local empezó a cuajar cuando en el minuto 13 un buen centro por banda izquierda es rematado de cabeza por encima de la portería defendida por Damián. Cinco minutos después el propio Damián salva un uno contra uno con el delantero algo escorado. Fueron, posiblemente, lo mejores minutos de los locales con un Cide que parecía algo desbordado. El primer disparo con cierta intención de los visitantes fue de Pau en el minuto 26 y el balón se fue muy alto. Ese detalle ilustra que el dominio local era más que evidente. Ese dominio se tradujo en el marcador en el minuto 33, no por una jugada de calidad de los locales sino por un error claro de los visitantes. Un despeje del Calviá desde área propia llega fácil a Damián que estaba fuera de su marco. En el intento de despeje del cancerbero se topa con su central Sebastián Serra que venía cubriendo a su delantero. El mal entendimiento entre portero y central acaba con el balón en los pies de Miguel Suau que aprovecha el regalo y marca a puerta vacía, 1-0. Tras el gol local los colegiales parecieron espabilar. El balón empezó a circular por el centro del campo donde Pau, Xavi, Marco, David y Sergi empezaron a hacerse con el balón. Cuando eso ocurre es síntoma que el balón circula rápido y de costado a costado, en consecuencia, el Cide pisa el área rival con mayor o menor acierto, pero llega. Un buen centro de Hugo desde el carril diestro es rematado con la cabeza por Sergi y el balón acaba en el larguero con el portero local ya batido. En las postrimerías de la primera parte, minuto 43, una magnífica jugada elaborada a base de paredes entre Marco y Sergi, le permite al carrilero zurdo llegar a línea de fondo y ponerle un centro medido al primer palo a Yordan que se adelanta la central y al portero y remata al fondo de la red, 1-1. Ese era el camino del Cide, intentar imponer su futbol que los resultados llegarían. Nos íbamos a los vestuarios con un empate a uno, justo por lo visto en el campo, con unos primeros 45 minutos con domino alterno.

Al segunda parte empezó sin cambios en los banquillos. El Calviá tras recuperarse en el descanso intentó repetir el guión de la primera parte. Los primeros minutos parecieron repetir el guió inicial pero fue un espejismo. A los pocos minutos de la reanudación el centro del campo estudiantil volvió a hacerse con el control del partido. Con un Marco Jaume marcando las pautas en ataque del Cide, los visitantes se hicieron con el control total del partido. Pomares refrescó el ataque, entraron Alberto Sánchez y Saúl Bautista por Yordan y Xavi. El Calviá lo intentaba en alguna contra pero sin peligro para la meta de Damián. Al Cide le faltaba algo de profundidad gracias al buen trabajo defensivo calvianer. En el minuto 75 una buena combinación de los jugadores incorporados en la segunda parte está a punto de acabar en gol, el pase de Alberto deja a Saúl franco para el disparo pero su chut sale fuera. El Calviá replica con un centro desde banda izquierda que es rematado alto por David Rubio. Iago Álvarez entra en los visitantes por un Hugo Zamora con problemas físicos. En el minuto 81, en un jugada que se inicia con un pase de Pau a Alberto, éste se adentra en el área y cede a Marco quien, tras algún rebote, logra rematar al fondo de la red con un disparo cruzado, 1-2, la remontada era un hecho y quedaba no más de 10 minutos. Como decíamos al principio, al Cide le cuesta cerrar estos partidos. Después de hacer lo más complicado no sabe cómo mantener la ventaja. El Calviá, a base de fuerza y más de corazón que de cabeza, volvió a arrinconar a los colegiales que se vieron algo superados en estos últimos minutos. La jugada del gol y la previa son un claro ejemplo del futbol local. Se marca una falta en contra de los visitantes en campo local, todos los jugadores del Calviá dentro del área y saca la falta el cancerbero local. En esa jugada los locales tienen una triple oportunidad, dos disparos son repelidos por los defensas visitantes y el último se encuentra con una magnífica intervención de Damián que despeja a saque de esquina. Se bota el balón parado y Toni Segura que había entrado hacías escasos minutos remata inapelable con la cabeza, 2-2 en el minuto 90 y delirio local. Peor hubiera podido acabar para el Cide si en el tiempo de descuento Damián no saca una gran mano a un cabezazo del delantero local.

Tras el de Manacor, otro empate fuera de casa del Cide, con el mismo resultado y con guión similar que le aleja algo más del líder. Hay que seguir, no queda otra, ahora vienen dos partidos en casa donde hay que asegurar los seis puntos para seguir soñando.

Por cierto, el colegiado del encuentro, Sr. López del Amo, muy bien, no se dejo influenciar por la constante presión del público local y dirigió un partido intenso pero noble de una forma muy correcta.

FICHA DEL PARTIDO

Deje su comentario

  • Mantente informado