Vicente Moreno: “La afición ha sido clave en los dos ascensos”

24 marzo 2020 | Por | Categoria: -Destacados, 1ª División, Futbol, General

El técnico de Massanassa cumple 1.000 días al frente del RCD Mallorca con dos ascensos consecutivos y el objetivo de mantener este año al equipo en primera división.

Vicente Moreno supera el millar de días al frente de la dirección técnica del Real Mallorca, una cifra importante que va acompañada de lo más decisivo en el mundo del fútbol: resultados, en este caso en forma de ascensos vitales para una entidad que había caído al pozo del fútbol estatal. En apenas 20 meses, el Real Mallorca pasó de la división de bronce a la mejor liga del mundo con Moreno en el banquillo acompañado de su equipo técnico y un grupo de jugadores que ya forma
parte de la centenaria historia de la entidad.
El entrenador de Massanassa firmó por el RCD Mallorca el 20 de junio de 2017 tras dar su
palabra a Maheta Molango, entonces CEO de la entidad, y al director deportivo, Javi Recio. Desde
entonces, Vicente Moreno ya es uno de los entrenadores más queridos y ha dejado huella en la afición bermellona, como ya hiciera en Jerez y Tarragona: “Hay que trabajar muchísimo para
conseguir las cosas, aunque a veces la gente trabaja mucho y no lo consigue. Yo creo que, al
final, tienes que caer en el sitio idóneo, estar con gente buena alrededor constantemente y tener
esa pizca de suerte que creo que he tenido.
Veníamos en una situación muy difícil, dificilísima pero la sensación es que venías a caballo
ganador”. “En el primer año tenía muchas esperanzas de que lo podíamos conseguir, como
así fue. Al final, es cierto que todo se precipitó muy rápido y conseguimos algo impensable como subir al siguiente año a la Primera División.
Que los resultados sean tan buenos ayudan a que la gente te tenga cariño”, explica Moreno en una entrevista que se integrará en el documental especial que prepara el club para homenajear sus 1.000 días en el Real Mallorca.
En este documental se repasa toda su trayectoria deportiva, desde sus primeros pasos en el campo de tierra de su pueblo a su prolífico ciclo como futbolista profesional en el Xerez. Tras colgar las botas, Moreno arrancó una carrera como entrenador que le ha llevado a la máxima categoría del fútbol español con el Real Mallorca, tras dirigir al propio Xerez y al Nàstic de Tarragona.

Vicente Moreno

Vicente Moreno explica en la entrevista para este documental cómo fue su fichaje por el club: “En primera instancia estábamos hablando con otros equipos de Segunda, pero al final las conversaciones no fructificaron y apareció el Real Mallorca. Me reuní con Maheta Molango y Javi Recio en el despacho de mi agencia de representación, ellos querían una decisión rápida y tuvimos una primera entrevista positiva para ambas partes. Todo fue muy rápido y en tres o cuatro días dije que sí, aunque en esos momentos apareció un club de Segunda. En ese momento decidí tirar para adelante con mi palabra, aunque es cierto que pensaba que entrenar al Real Mallorca no era peor opción en Segunda B. Era arriesgado, siempre es difícil entrenar en una categoría más baja pero nunca se me han caído los anillos por dar un paso atrás para coger impulso. Nunca he tenido prisa, siempre he pensado que las cosas llegan cuando uno está preparado”.
Sin prisa, la Primera División apareció en el camino del Real Mallorca en una noche mágica. El 23 de junio se consumó el sueño de Moreno de lograr el ascenso y entrenar en Primera y el Real Mallorca regresó a la elite seis temporadas después de abandonar la Primera División por la puerta de atrás. Tras la euforia colectiva, la fiesta de la celebración y la consecuente resaca de éxito, el reto ahora es la  permanencia en Primera División pese a estar en la cola en aspectos fundamentales como el presupuesto y el límite salarial: “Si uno quiere estar en Primera División tiene que saber cuáles son las dificultades que hay para competir.
Antes era diferente, los clubes gastaban lo que querían, pero ahora todo está muy marcado y
los recursos cuando vienes desde abajo son muy limitados en comparación con los equipos que
ya estaban en La Liga. Siempre he tratado de no engañar a nadie con la ilusión de conseguir los
objetivos. Hemos estado la mayoría de veces fuera del descenso, pero esa es nuestra lucha.
Tenemos que tener la ilusión, tener el apoyo de la gente que es muy consciente de lo que hay
y nosotros estar a su nivel, que es muy alto. La afición siempre ha estado con nosotros y ha sido
clave en los dos ascensos que hemos logrado”.
Tras más de 1.000 días en el club, Vicente Moreno vive unos días extraños con la suspensión de La Liga para luchar todos juntos desde casa contra la pandemia del Covid-19: “Quiero enviar muchos ánimos a todos, tenemos una responsabilidad social que es fácil de cumplir.
Quedarse en casa es la forma más clara de ayudar y mi recomendación es quedarse en casa
y confiar en nuestros sanitarios y autoridades”.
En estos momentos, Vicente Moreno no puede hacer lo que más le gusta en el día a día, estar sobre el césped dirigiendo entrenamientos y partidos, su gran pasión:
“Es un trabajo que te absorbe todo tu tiempo, que se lo quitas a tu familia. También me pasaba como jugador, quería cogerme dos años sabáticos cuando terminara y mira ahora.
Estuve unos meses sin entrenar pudiendo disfrutar de otras cosas, pero necesitaba esto”.

Comentarios cerrados

  • Mantente informado