El árbitro frena al Binissalem

29 junio 2009 | Por Editor | Categoria: 3ª División, Fútbol

FÚTBOL. FASE ASCENSO SEGUNDA B

El San Roque remonta con un gol de penalti y otro en fuera de juego en el minuto 85

El capitán del Binissalem Miquel Angel Salas, abandona furioso el campo entre dos agentes de la Guardia Civil.  Fotos: Odiel Información

CAN FETIS. LEPE. Un árbitro castellano manchego, de nombre Jiménez Moreno, acabó ayer con las ilusiones de un equipo, de todo un pueblo, Binissalem, de ascender a Segunda División B. El equipo de Tomeu Pons había llegado de forma heroica al tramo final del partido cuando el colegiado dio por válido el segundo gol del San Roque, el que le daba el ascenso, en claro fuera de juego. Para más inri, el tanto del conjunto andaluz llegó tras una falta previa al portero mallorquín Xavi.
A partir de ese momento se desató la rabia en el conjunto mallorquín, que perdió los papeles ante la injusticia que se había cometido. Llegaron las expulsiones de Paco Plata, que abandonó el campo llorando y con toda la impotencia del mundo, y la de Oliver, que vio la segunda amarilla por decir no sé qué a un colegiado desbordado por los acontecimientos. Hubo invasión del campo tras el gol de Jonathan sin que los efectivos de la Guardia Civil pudieran hacer nada por evitarlo.
Y eso que el partido no pudo empezar mejor para el Binissalem, que se adelantó a los siete minutos al rematar Toni Salas un saque de esquina. El equipo de Tomeu Pons ya tenía lo que quería, un gol que obligaba a su rival a marcar dos, toda una heroicidad si se tiene en cuenta que los mallorquines llegaron al partido de ayer sin encajar ni un gol en los cinco partidos precedentes de esta fase de ascenso.
Tras el gol, el San Roque embotelló a su rival, y el tanto del empate no llegó de milagro. Hasta que en el minuto 33 empató de penalti cuando menos dudoso. La eliminatoria seguía siendo del Binissalem, que afrontó con toda la valentía del mundo la segunda parte. Es verdad que no creó peligro sobre la portería de Isaac, pero también evitó que los locales, apoyados por un público enfervorizado, se acercaran al área de Xavi.
Hasta que llegó el fatídico tanto de Jonathan a falta de cinco minutos para el final del partido. El autor del gol, que había entrado diez minutos antes al terreno de juego, se aprovechó de la ineptitud del colegiado, que no quiso ver una clara falta sobre el portetro Xavi ni su remate en claro fuera de juego. El Binissalem se quedó con la miel en los labios pero se despide de esta liguilla con la cabeza muy alta. Con toda la modestia del mundo ha estado a cinco minutos de subir a Segunda B.

SAN ROQUE 2: Isaac; Juanlu, Cisco, Alfonso, Carlos, Nando, Casiano (Jonathan, m.75), Vicente, Joaquín (Raúl, m.93), Vidal (Raúl Domínguez, m.77) y Capi.

BINISSALEM 1: Xavi; Toni Salas, Fuster, M.A. Salas, Jota (Contreras, m.47), Vicenç Reynés, Ramis, Plata, Morgado (Santos, m.78), Oliver y Tomeu Reynés (David García, m.60).

GOLES: 0-1 Toni Salas de cabeza al saque de un córner (m.7); 1-1 Joaquín, de penalti (m.33); 2-1 Jonathan en fuera de juego y tras falta previa al portero Xavi.

ARBITRO: Jiménez Moreno (Castilla La Mancha). Mostró tarjetas amarillas a Xavi, Miquel Angel Salas, Vicenç Reynés, Oliver, Morgado, Ramis, David García, Fuster y roja directa a Paco Plata (m. 86) y a Oliver (m.91) del Binissalem, y a Carlos, Joaquín, Capi y Vidal del San Roque.

Fuente: Diario de Mallorca.es

Comentarios cerrados