Barone, Carboncino, Nuccio y el pequeño Platini

15 julio 2009 | Por Redacción | Categoria: 3ª División, Fútbol

sociedad deportiva Ibiza

Onofrio Barone, entrenador del Eivissa, es conocido en Italia como ‘carboncino’ por su color de piel, sus amigos le conocen como Nuccio y futbolísticamente, de su etapa como jugador, le apodaban el pequeño Platini por su similitud con el francés a la hora de lanzar las penas máximas. Ahora llega al banquillo del Eivissa con el anhelo de alcanzar la gloria personal como técnico.

Barone ya tuvo la oportunidad de paladear la gloria como jugador. En la temporada 88-89, defendiendo los colores del Foggia, un gol suyo sirvió para que el equipo evitase la disputa de un partido de desempate que le podría haber abocado al descenso de categoría. El recibimiento al equipo fue espectacular y Barone personalizaba la heroicidad lograda por el Foggia.
Debutó en la Serie A en 1991.El escenario de su debut fue el mítico Giuseppe Meazza y, obviamente, el rival, el Inter de Milán.
En una entrevista de hace unos meses publicada por Valerio Quirino en su blog, Barone hacía las siguientes afirmaciones.
-¿Fue tu poca altura un handicap?
– Personalmente nunca he tenido grandes problemas debido a mi estatura, también porque en la zona del campo donde jugaba eran necesarias otras características. Seguramente en aquellos años la estatura de un jugador contaba menos que hoy en día, donde se está mucho más atento a las condiciones físicas del atleta, aunque sea en contraprestación a la calidad del mismo.
Destaca como mejor momento de su carrera los ascensos conseguidos, pero sobre todo dice que le llena de orgullo el premio «Guerin d’Oro» a mejor jugador de la Serie B en la temporada 90-91.
Acerca de sus proyectos como entrenador precisaba que, «he empezado recientemente la experiencia de entrenador. He conseguido en Coverciano el carné de entrenador de segunda y tengo previsto asistir algún día al master para obtener el de primer nivel. Mister Materazzi me había llamado para entrenar con él al Varese, pero después, en enero de 2008, dimitió y yo le seguí. Actualmente tengo grandes ganas de entrenar y de hacerlo bien. Espero que se me dé la oportunidad para demostrar todo lo que todavía puedo darle al deporte, que para mí representa una pasión antes que un trabajo».
El propio Materazzi se ha encargado de que esa oportunidad esté en el banquillo del Eivissa, en una nueva etapa para el club deportivista que, en manos de italianos, busca en un plan de cinco años dar un salto cualitativo en el fútbol español.

Informa: Deporte Balear  fuente: futbol pitiuso

Recuerda si eres entrenador, jugador, directivo de un club o de una federación, o estás relacionado de alguna forma con este maravilloso deporte y te gusta escribir y compartir las novedades y noticias de vuestra actividad deportiva, aquí puedes hacerlo gratuitamente y llegar a toda la comunidad.
deportebalear@gmail.com