UNA SALIDA DE PISTA DEJA SIN OPCIONES A PEDRO FONT

26 octubre 2009 | Por Editor | Categoria: Automovilismo, Motor

LQ8M7017[1]Cabanas (La Coruña, España), sábado 24 de octubre de 2009

Un total de once especiales aguardaban a los treinta y dos participantes en la primera prueba de las dos previstas en Cabanas. Entre ellos se encontraba el balear Pedro Font que competía con su Mitsubishi Lancer Evo IX de grupo N. Los objetivos del piloto Esso Mavisa Sport no eran otros que intentar estar arriba en la clasificación de su grupo. La prueba de ferrolterra se convirtió en un auténtico barrizal que dejó impracticables la mayoría de los tramos convirtiéndose en un calvario afrontar el paso de cada una de ellas. De los 32 vehículos inscritos tan sólo concluyeron quince, el resto fueron pasto de la dureza de los tramos gallegos.

Pedro Font partía con grandes dosis de confianza ya que este tipo de trazado, muy técnico y con tramos revirados, y de velocidad media, son de su agrado. Todo cambiaría al tener que afrontar la primera cronometrada sobre un piso impracticable y lleno de barro donde la velocidad pasaba a un segundo plano y lo único importante era salvar la situación e intentar llegar al final sin sufrir ninguna salida de pista. Font con una conducción muy fina alcanzaba la meta, no sin antes llevarse varios sustos con una ligera salida de pista incluida. Acababa séptimo de grupo N.

En la segunda especial, sobre el kilómetro 9,8 el terreno estaba totalmente embarrado y sin nada de grip, el primero en salirse era Xevi Pons quien tardaba cerca de 16 minutos en regresar a la pista, justo antes del paso del piloto mallorquín, los anteriores vehículos fueron advertidos del peligro al estar los aficionados intentando sacar al Mitsubishi del fango, pero justo en el momento del paso de Pedro Font, Xevi Pons ya había reiniciado la marcha por lo que el balear no era avisado y era el siguiente en caer en la fatídica trampa. Las roderas que dejaba Pons no hicieron más que empeorar la situación dejando sin opciones al balear que intentaba por todos los medios reiniciar la marcha, además para más inri Benito Guerra chocaba contra la parte trasera del Mitsubishi y remataba la faena siendo imposible devolver el coche a la pista hasta que era remolcado por un todo terreno de la organización. No fue el único que se salió en este lugar cinco participantes más también perecieron allí.

Al regresar a la asistencia, ya con el rallye perdido, se verificaban los daños y los pros y contras. El embrague estaba muy tocado y las exigentes especiales necesitaban de mucha tracción y de continuos cambios de marcha, por lo que el equipo tomaba la triste decisión de no tomar la salida el domingo.

“Ha sido muy duro terminar en el segundo tramo, pero mantener el coche derecho era una tarea muy complicada, no se podía llevar un ritmo normal de carrera. Para mí ha sido un rallye muy decepcionante ya que veníamos con muchas ganas de hacer un buen papel.” Afirmaba Pedro Font en la asistencia.

Comentarios cerrados