Varios pilotos se niegan a pagar por entrenar

9 junio 2010 | Por Editor | Categoria: Motociclismo, Motor

La falta de mantenimiento y riego disuade a los especialistas de usar Sa Coma. Tirón de orejas de la Federación Balear a los clubes que «no cumplen lo pactado»

El presidente de la Federación Balear de Motociclismo, José Yuste, confirmó ayer su preocupación porque haya pilotos en Eivissa que se nieguen a entrenar en Sa Coma por la falta de mantenimiento de la pista y apuntó que «está en riesgo» el acuerdo con la administración pública para el uso del circuito provisional en estos terrenos.

Yuste achacó la circunstancia a una desavenencia entre los dos clubes pitiusos de motociclismo, Motoclub Formentera y Eivissa, y Off The Road. «A mí lo que me consta es que hace unos dos meses constituí una comisión, celebramos una reunión de la que se levantó acta y consta en el Consell de Eivissa, para la puesta en marcha de Sa Coma, pero resulta que los dos clubes no se entienden y […] no se han hecho las cosas como habíamos acordado».

«Parece mentira, con lo que ha costado conseguir el terreno y la de veces que he ido a Eivissa para lograr un sitio», se lamentó Yeste, que tiene previsto desplazarse a la isla, si es posible este mismo fin de semana, «para escuchar a las dos partes» y tratar de solucionar la situación. Finalmente, consideró que ambas asociaciones «deberían ir a la par».

«El circuito no está muy bien»

Según describió el delegado de motocross en Eivissa, Carlos Sánchez, con la llegada del buen tiempo «no ha llovido, la tierra está muy seca, por lo que el circuito no está muy bien». Reconoció que una media decena de deportistas acude aún a Sa Coma para entrenar, sin embargo no negó que hay quien se niega a hacerlo en esas condiciones. «Hay preocupación, pero no se trata de algo grave», comentó Sánchez.

Las razones económicas también se esgrimen como factor que incide en el estado del circuito. El delegado insular de motociclismo declaró ayer que el uso para entrenamientos se cobra para obtener un fondo con el que mantener el circuito, pero los costes del mismo son elevados. «El coste anual estimado de agua para riego y uso de maquinaria es de unos 10.000 euros», explicó Sánchez.

El también piloto recordó que el circuito «es provisional» y que «hay que ir poco a poco y tener paciencia», llegando a sugerir que aquellos que lo deseen «metan las máquinas al circuito» para ponerlo a su gusto.

La Federación Balear, además de exigir una licencia mínima para entrenamientos, estableció una cuota de cinco euros por piloto para acceder al circuito. Una cantidad simbólica que no cubre todos los gastos, precisamente. Tanto Sánchez como Yuste indicaron que el Consell de Eivissa está por la labor de ayudar a los clubes para asegurar el mantenimiento de la instalación.

Comentarios cerrados