Felip Moll (ES NÀUTIC) termina séptimo en el gran premio Italia tras poco más de cuatro días de navegación en pareja.

5 noviembre 2020 | Por Editor | Categoria: Otros Deportes, Vela

 

Hasta 16.4kn de GPS y 17.8kn de corredera, ésta es la velocidad top que consiguió el regatista del Club Náutico Ciutadella Felipe Muelle en la regata Gran Premio Italia 2020 con el Kairos 552 de la capitana Djemila Tassin. Esta pareja finalizaba esta regata de 540NM en doble y por aguas italianas en la flamante séptima posición de 21 participantes, en una una regata “excepcional”, cuenta Moll, del CN ​​Ciutadella, después de 4 días, 5 horas, 59 minutos y 44 segundos exactos de navegación. El recorrido desde Génova, dando toda la vuelta a Córcega, y luego navegando por el mar Toscana es “espectacular. Un cielo claro y sin contaminación luminosa, las montañas de Córcega, los pasos de las islas, el estrecho de Bonifaccio .. . Sin palabras “, comparte con nosotros Felipe Moll. Con Tassin y su Pogo2 el represetant CNC acababa el Gran Premio de Italia “contentísimo de esta regata y con muchísima de trabajo por hacer todavía. Hemos sacado una lista de decenas de puntos a mejorar. Seguimos”, analiza Moll.

 

La regata, contada en primera persona por Felipe Muelle:

Salimos regular, llegando muy justos a la línea de salida y sin tiempo para probar. No se puso boya de desmarque y la mayoría de los minis salieron amurados a babor, nosotros a estribor pero con una gira rápida. Tardamos demasiado a montar el Code0 que nos daba casi rumbo directo .. Pero aun así estábamos allí. La primera parte, bajada desde Génova en Córcega se caracterizó por ser una ceñida a unos 5kN, y por encontrarnos decenas de troncos. Enganchamos literalmente 3 árboles en las palas del timón y la orza. Nos mantuvimos bastante bien con la flota durante este primer tramo.

El segundo tramo, la bajada de la costa Oeste de Córcega, con un viento flojo / moderado nos dio ventaja respecto a los demás. Escogimos la banda de tierra y lo adivinar, por la noche el terral nos ayudó a bajar más rápido y acceder a una puerta interestelar que nos daría ventaja a gran parte de la flota. Los barcos de delante de última generación ya no les cogeríamos: Maxis, Vektor, Pogo3… A Bonfaccio, cogimos una ventaja de casi 60 millas con los de popa, y recortamos los de proa… espectacular.

Tras el paso de Montecristo y ya hacia Génova, subió un viento Sur de hasta 27.8kn, con olas de 3 metros menos, que con la spi medio rizado, mayor con 2 rizos y solent con 1 rizo nos gratificó con planeadas constantes de 14-15 nudos, y con puntas de hasta 16.4kn de GPS. La corredera marcaba 17.8kn.

Los últimos momentos a la llegada, mantuvimos la posición a un Maxi, en 1011 Gigagli, y a un Proto, 679 Roll My Chicken, que no nos lograron avanzar.

Comentarios cerrados