La entrega de la Copa de S.M. La Reina, un homenaje en primera persona a la lucha contra el COVID

13 febrero 2021 | Por Editor | Categoria: Fútbol, Fútbol femenino

• La enfermera Cristina García, que dio a luz estando en coma por este virus, será quien dé el trofeo copero al equipo que alcance hoy la victoria en Málaga

• La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) quiere con este gesto rendir un homenaje a todos los que están pasando por esta situación y a las víctimas de esta pandemia

La lucha contra el COVID será protagonista hoy en la final de la Copa de S.M. La Reina que se celebra a partir de las 17.30 horas en Málaga con la entrega del trofeo copero por parte de la enfermera malagueña Cristina García, una víctima de esta enfermedad que logró superarla tras estar en coma y, en este estado, dio a luz de forma prematura a su preciosa hija Daniela.

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha querido reconocer, de esta manera, la fuerza de tantas personas que están pasando por una situación difícil y que están superando con su tesón y su lucha esta enfermedad, dando un halo de esperanza a todos. También pretende ser un homenaje a todos aquellos que han fallecido desde el comienzo de la pandemia y a sus familias.

Este trofeo está cargado de simbolismo y, en estos últimos años, ha sido entregado por personas que por su trayectoria o experiencia vital son un ejemplo para la sociedad. Cabe recordar que la Federación eligió en la final del 2018 a Loida Zabala, haltera extremeña con diploma en tres juegos paralímpicos, ahora será la enfermera malagueña quien recoja este testigo, después de que en la final del 2019 la SM La Reina Letizia entregara la Copa a la Real Sociedad en el estadio de Los Cármenes, en Granada.

Desde que comenzara la pandemia en nuestro país, cuesta encontrar historias con final feliz. De esas que te sacan una sonrisa, pero sin duda la de Cristina y Daniela lo es. Madre e hija son un ejemplo de superación y lucha por aferrarse a la vida. Cristina García es una enfermera malagueña que contrajo Covid-19 cuando estaba embarazada de 27 semanas, hace casi un año. Cuando todavía no se había decretado ni el Estado de Alarma en España, comenzó a tener problemas respiratorios severos que la llevaron a terminar ingresada en el Hospital Materno-Infantil de Málaga.

Durante ocho días estuvo en coma inducido por una neumonía bilateral, entre ellos, el mismo día del nacimiento de su hija. El 15 de marzo de 2020, a Cristina le practicaron una cesárea para que la pequeña Daniela pudiera sobrevivir. Con poco más de un kilo, apareció en medio de una pandemia mundial.

Andrés, el padre de Daniela tenía que afrontar estos momentos con la mayor incertidumbre de su vida….. sin embargo días más tarde Cristina abrió los ojos, recibió la noticia del nacimiento de su primera hija y la conoció mediante vídeos que le mandaba su marido y el resto de su familia. Cristina sentía que su cuerpo estaba completamente destrozado e incluso tuvo que volver a aprender a andar. Ella quería conocer a su hija sin necesidad de una silla de ruedas ni un andador, y ese fue su primer desafío y el motor para conocer a su primogénita.

Ahora las dos se encuentran perfectamente y, desde el pasado mes de octubre, Cristina ha vuelto a ponerse en primera línea de batalla como enfermera para combatir al Covid-19.

La Real Federación Española de Fútbol ha querido que este sea uno de los capítulos que formen parte de la historia de la Copa de SM La Reina. Porque será Cristina García Fernández quien entregue el trofeo de campeonas al equipo que gane la trigésimo octava final copera, acompañada por el presidente de la RFEF, Luis Rubiales. Esta malagueña es el reflejo de todos los que han tenido que lidiar con esta nueva enfermedad, un ejemplo de sacrificio y lucha. Una historia que merecía ser contada en una final que se jugará a puerta cerrada debido a la pandemia.

 

Comentarios cerrados