«El Cide se abona a las victorias sufridas»

31 octubre 2021 | Por Redacción | Categoria: Volley

El conjunto balear pese a sus numerosas bajas vence en el último suspiro al Cartagena Algar Surmenor, en un partido que se alargó más haya de las dos horas.

El Voley Ciutat Cide presenta sus credenciales al vencer por un ajustadísimo 3-2 al Algar, equipo que la pasada temporada militaba el la Superliga. Pese a sus numerosas bajas, hasta cuatro jugadoras titulares, las moradas supieron reinventarse con Georgia Runcio como central debutante en la categoría y María Úbeda reubicada en la posición de líbero.
El partido empezaba con el primer parcial para las visitantes, aunque fue muy igualado durante todo el tiempo, con dos estilos de juego muy diferentes en ambos conjuntos, uno más atacante y otro mucho más defensivo, cayó por la mínima 23-25.
En el siguiente las mallorquinas impusieron su mejor efectividad en la red y se despegaron varios puntos que fueron manteniendo hasta el final ganándolo por 25-21.
El tercero fue donde se pudo ver el mejor voleibol por ambas partes, los puntos se sucedías teñidos de esfuerzo y el balón no quería caer al suelo de ninguno de los dos campos. Diferencias mínimas y pequeños detalles hacían que las más de 250 personas que se congregaron en las gradas pudieran disfrutar de cada instante. De nuevo el set se quedó en casa por un ajustadísimo 25-23.
En el cuarto las palmesanas sufrieron un bajón a mediados del parcial que el Algar Surmenor con su veteranía supo aprovechar muy bien y ya no les dejó levantar cabeza. Fue el más claro para las murcianas por 17-25.
El quinto y definitivo fue espectacular. Una guerra sin cuartel de las dos escuadras. El Algar Surmenor se marchó al cambio de campo con un 4-8 que parecía ya insalvable. Pero el Cide pasito a pasito fue rascando puntos gracias a su enorme entrega, hasta que en el luminoso se reflejaba un empate a 13 esperanzador. . Con saque de las locales, el público entregado y los nervios a flor de piel, dos acciones consecutivas dieron la victoria a las locales. Apoderándose una sensación en todos los presentes de alegría inmensa y de satisfacción por el buen juego visto hoy en el pabellón de Son Rapinya. Muy buen partido de ambos conjuntos que se ha decantado por pequeños detalles, aunque hoy el verdadero ganador es el voleibol en mayúsculas.

 

 

FOTOS GABRIEL  RUBERT