El gallego que lo dejó (casi) todo por un sueño

30 marzo 2017 | Por | Categoria: -Portada, General, Otros Deportes, Vela
.

.

Tiene 25 años y es Licenciado en Odontología por la Universidad de Santiago. Comenzó a navegar con ocho años en el RCN de Vigo, una afición que poco a poco se convirtió en una pasión. Tanto, que tan pronto como se licenció se mudó a las Palmas para navegar como tripulante de 470 con el canario Nahuel Rodríguez. “Trabajaba por la mañana y entrenaba por la tarde. Las vacaciones eran para poder ir a las competiciones. Y así dos años”.

Pero las cosas no iban lo bien que deberían. “En mayo del año pasado después de la regata de Hyères decidí que lo mejor era trabajar de odontólogo, que es lo que estudié, y olvidarme de la vela. No tenía recursos, no daba… así que era lo mejor”.

Así que allá se fue Nico a Austria para recluirse en un hotel y hacer un curso intensivo de holandés organizado por una empresa que posteriormente lo contrataría. Pero entonces llegó una de esas sorpresas que te da la vida, como cantaba Rubén Blades.

Justo antes de irme a trabajar a Holanda con mi novia, un día antes de que me pasasen la oferta de trabajo definitiva, me llamó Jordi Xammar”, regatista catalán del equipo Movistar que participó en los JJ.OO. de Rio con otro tripulante. Nico ya había dejado de navegar pero lo cierto es que la vela seguía siendo su sueño. “Cuando me llamó fue como un shock”, afirma. “No fue una decisión fácil porque implicaba muchas decisiones personales pero creo que es la acertada y que va a tirar para delante”.

.

Y así comenzó su primera campaña olímpica en mayúsculas. “Este es mi sueño: una campaña olímpica con aspiraciones a poder hacer un buen papel. Creo que es el proyecto idóneo y una de las pocas personas que podían dar fuerza a este proyecto era Jordi Xammar gracias a su experiencia y lo joven que es”.

Han pasado unos cinco meses desde que Xammar y Rodríguez uniesen sus talentos: “Nuestra primera regata juntos fue en octubre de año pasado, en el campeonato de España que se celebró en Vilagarcía de Arousa y comenzamos ganando; una buena forma de empezar. A partir de ahí estuvimos trabajando para llegar fuertes a este inicio de temporada”.

Así que aquí está este vigués de brillantes ojos azules, compitiendo en el 48 Trofeo Princesa Sofía IBEROSTAR, la regata que da el pistoletazo de salida a la olimpiada de Tokio 2020 y que se disputa hasta el sábado en la bahía de Palma.

Superado el Ecuador del Sofía IBEROSTAR, Nico y Jordi ocupan la cuarta plaza en la clase 470, pero… ¡Ojo! A sólo un punto del segundo y tercer clasificados y a dos del líder. Aunque ellos no se agobian: “A nivel resultados aquí queremos intentar estar en el top 3 pero no nos vamos a agobiar ahora con eso. Estamos intentando llevar una línea de trabajo ascendente lo más regular posible y así tener una dinámica de trabajo”, reconoce Nico.

Su objetivo en Palma es claro: “Llegar fuertes al Mundial, que será en el mes de julio en Grecia, y con las ideas muy claras. Esto un proceso de aprendizaje”.

Acabar en el Top 3 del 48 Trofeo Princesa Sofía IBEROSTAR es un incentivo. Y haber dejado todo un proyecto de futuro como odontólogo en Holanda también. Pero el mundo es de los valientes, así que… ¡mucha suerte Nico!

Photo_46382_20170330090356_01

Deje su comentario