No deje de soñar nunca

6 junio 2019 | Por | Categoria: -Destacados, Futbol Base, General
.

.

El próximo sábado 8 de Junio, la isla de Mallorca y más en concreto, la ciudad de Palma, será sede de la fase balear, o campeonato de baleares, de categoría alevín y benjamín. El Municipal de Son Flo, el Campo Polideportivo de La Salle Palma o el Campo del Colegio Cide, serán las sedes de este campeonato, donde nuestro Alevín A y el Benjamín A vivirán la experiencia de disputarse el campeonato de baleares junto a los campeones de Mallorca e Ibiza.

El equipo de Krankel, el alevín A, se clasificó matemáticamente el pasado fin de semana después de levantar el título insular a falta de una jornada. Nuestros, que ya lograron hace unas fechas el título de Copa, hicieron doblete tras derrotar al CD Menorca (2-9) en una partido donde de principio a fin dominaron, a pesar de que los azulgranas intentaron hacer frente a los azules. Los lluissers, han tenido una dura pugna en la parte alta de la tabla con los otros tres conjuntos que hasta el final los lucharon el título de liga, el Dosa CF A, la UD Seislán y el CE Alaior A, dignas rivales y que exigieron el máximo a los de Krankel en todos sus partidos. Este fin de semana se cierra una ventana, la de la liga, con el derbi entre el alevín A y el alevín C, en Ses Canaletes, pero después del partido se abrirá otra, la de la lucha por ser campeón de baleares. Sólo la experiencia de disputar este campeonato y competir con los mejores equipos del archipiélago ya debe llenar a nuestros a nivel personal.

Sin embargo, no irán solos a esta aventura en tierras mallorquinas. Que mejor manera que disfrutar de la experiencia con otro equipo del club, el benjamín A. Los de Toyo Sastre han ido de menos a más durante toda la temporada, con trabajo, compromiso, ambición y fuerza de voluntad, han ido partido a partido metiéndose en la lucha por el título de liga. Al final, en una competición dura y con rivales de nivel, llegaron a la fase decisiva en el más alto de la tabla, sólo seguidos a poca distancia por la UD Seislán y el CF Sp. Ladrillo A, los otros dos dignos rivales que compitieron sus partidos y la competición hasta el último suspiro. Esta vez, la fortuna cayó del lado lucieran, imponiéndose en la clasificación final por un escaso margen de dos puntos respecto a estos dos perseguidores. 10 victorias y cuatro derrotas, con un balance positivo de 20 goles a favor en el cómputo general, fueron los números con los que terminaron los de Sastre. Ahora, al igual que el alevín A, toca disfrutar de la experiencia de un campeonato de baleares, toca vivir la posibilidad de ser campeones, sin embargo, en sus mentes está el vivido hasta el momento y lo que les queda por disfrutar esta temporada, no deje de soñar nunca.

Deje su comentario

  • Mantente informado