Reacción tardía ante un acertado Cornellà

6 febrero 2010 | Por Redacción | Categoria: Baloncesto

Derrota del Mallorca en Cornellà por 105 -101 tras un partido marcado por el acierto de los locales, que en el primer cuarto ya habían anotado 36 puntos. La ventaja de los de Chema Solsona iba aumentando a medida que pasaban los minutos hasta llegar a los 21 puntos de diferencia, 49-28. Rabaseda, Samb y Smith impidieron que la reacción del Mallorca llegara a buen puerto. El Mallorca, que no tiró la toalla, llegó a ponerse a un punto, 98-97. Al final, un triple de Rabaseda, sentenciaba el partido.

Empezaba el partido y con ello el espectáculo anotador. Cornellà mandaba desde el inicio cuando los triples de Rabaseda y Smith paralizaban a un Mallorca que no jugaba mal. Los elevados porcentajes de acierto local colocaban rápidamente una distancia de 10-12 puntos en el marcador. El primer cuarto terminaba con el resultado 36-25.

Ya en el segundo periodo, Cornellà volvía a apretar el acelerador para conseguir la máxima ventaja del partido, (+21) 49-28. Faltaban 6 minutos para llegar al descanso y el Mallorca empezaba a reaccionar de la mano de Bonds y Riera. 6 puntos consecutivos del Mallorca ponían el marcador 59-48 al finalizar el segundo cuarto.

El Mallorca había recortado distancias, aunque todavía eran 11 los puntos que separaban a los catalanes de los mallorquines. Blanch fue el jugador más acertado de un Mallorca que logró ponerse a 5 puntos del Cornellà, 72-67. Quedaban entonces dos minutos y el Cornellà, gracias a Samb y Rabaseda, volvía a poner distancia recuperando los 11 puntos de ventaja al finalizar el tercer cuarto, 80-69.

Quedaban 10 minutos por delante, tiempo suficiente para dar la vuelta al marcador. Pero Cornellà estaba decidido a sumar su octava victoria. Dos triples de Riera y Green inquietaban a los de Chema Solsona, que veían en Rabaseda a su hombre fuerte, pues anotaba un triple, seguido de un mate de Samb. Un rebote defensivo de Amador terminaba con una canasta de Marc Blanch: 98-97. Quedaban algo más de dos minutos y de nuevo Rabaseda endosaba al Mallorca un triple que disipaba cualquier posible intento del equipo mallorquín, que lo intentó hasta el final con varios triples forzados que no entraron, (105-101).