Emanuele Maffezzoni paga la nómina de la plantilla del Ibiza y negocia el finiquito con Alfredo Santaelena

23 abril 2010 | Por Redacción | Categoria: Fútbol, Ibiza

Emanuele Maffezzoni ha hecho frente al pago de la nómina de los jugadores del Ibiza que tienen contrato con el club y negoció a lo largo de todo el día con Alfredo Santaelena para llegar a un acuerdo para liquidar la deuda contraida. Hoy vence el plazo para tramitar fichas de jugadores; si Santaelena no retira la denuncia interpuesta con la entidad, el Ibiza no podrá diligenciar ficha alguna.

Emanuele Maffezzoni se hizo cargo del pago a los jugadores del Ibiza que tienen contrato con el club. El inversor italiano entregó cheques por diversas cantidades a los técnicos Onofrio Barone y Salvatore Casale y a los jugadores Andrea Ivan, Angelo Paradiso, Pietro Somma, Jonathan Tranquilli, Ventimiglia y Lolo.
Además de ello, Maffezzoni se encargó de abrir una línea de negociación con Alfredo Santaelena para acordar el pago de lo que le adeuda el Ibiza. La resolución debe producirse hoy, fecha en la que concluye el plazo de tramitación de fichas. Si Santaelena no retira su denuncia, el Ibiza no podrá tramitar incorporación alguna de jugadores.

Tres categorías y sueldos reducidos

Los jugadores de la plantilla del Ibiza están divididos en tres categorías a saber. Primera, los que tienen contrato con el club y permanecen en el equipo, como los citados con anterioridad que han recibido un cheque de Maffezzoni.
Segunda, los que tienen contrato con el club pero no están en la isla, caso de Ondina o de Hernán Lillo.
Tercera, los que no tienen contrato con el club pero que el Ibiza consideraría importante que se reincorporaran a la entidad. Caso Sissoko o Mvemba.
El orden de prioridades para fortalecer la plantilla viene determinada de esta manera. Inicialmente a los de primera categoría se les ha pagado una cantidad y ahora el club abordará de pleno la negociación con los jugadores etiquetables por situación como de segunda. Y posteriormente los de tercera. Todo ello teniendo en cuenta un factor de solución imposible: la premura de tiempo.
Maffezzoni no ha pagado las cantidades que los jugadores tenían reflejadas en sus contratos, aquellos famosos contratos firmados por el ya olvidado pero inolvidable Antonio Stinà.
El Ibiza ha renegociado las cantidades que debían percibir técnicos y jugadores hasta unos parámetros económicos razonables (?) lógicamente muy alejados de lo tan prometido como impagado por Stinà.
Algunos ejemplos, Onofrio Barone debía percibir por entrenar al Ibiza esta temporada, 80.000€. La mayoría de jugadores superaban en sus contratos la cantidad de 50.000€. Algunos de los contratos más reducidos eran los de Hernán Lillo o Maxi Re, 30.000€ por temporada.
Como estos pagos son inviables en Regional, tampoco lo son en Tercera o en Segunda División B y habrá jugadores de Segunda División A que no lleguen a estas cifras, el Ibiza renegoció a la baja con los jugadores las cantidades a pagar con una merma porcentual susperior al cincuenta por ciento de lo acordado con Stinà.
La forma de pago es en cuatro plazos, hoy Maffezzoni ha pagado con talones bancarios el primero de los plazos, los tres restantes deben ser efectivos antes del 30 de junio.
Esta noche la plantilla se reúne en el marco de una cena, invitación de Pepito Bufí como premio tras la victoria ante el Sant Jordi.

J.F.O.

Informa: Deporte Balear fuente    futbolpitiuso