Trece días para evitar que el Voley Palma desaparezca

31 mayo 2021 | Por Editor | Categoria: Volley

Voley Palma

El Voley Palma afronta dos semanas en las que se decidirá si se mantiene como club o desaparece. El día 14 de junio es la fecha límite para comunicar a la Federación Española de Voleibol la inscripción a la Superliga de la próxima temporada o renunciar a la plaza, lo que supondría la desaparición del proyecto que ha liderado el voleibol en Baleares en los últimos años. El club se encuentra ahora mismo en una situación límite tras la decisión de los patrocinadores principales de no continuar en el proyecto la próxima temporada. En los últimos días se ha notificado al club la no renovación de los acuerdos y que han sido parte fundamental del proyecto de esta temporada y que fueron los que hace justo un año ya evitaron que el proyecto desapareciera junto a la entrada del Palma Futsal para ayudar en la gestión del club. La continuidad del Palma Futsal en el proyecto siempre ha ido de la mano de la continuidad de los patrocinadores principales que aseguraban la viabilidad del proyecto y que hacían posible que la temporada 2.020/21 se pudiera continuar con un equipo de garantías para luchar por estar entre los mejores como así fue con la final jugada en la Copa del Rey y con el cuarto puesto en la clasificación de la Superliga. La falta de patrocinadores en estos momentos hace inviable la inscripción en la Superliga y que el club pueda continuar con su actividad si en dos semanas no se consiguen los patrocinadores necesarios.

 

Una vez finalizada la temporada se abrió un período para planificar el futuro de la entidad con la prioridad de garantizar la viabilidad del club como primer paso antes de pensar en el proyecto deportivo. La no renovación de estos acuerdos hacen que el club necesite otras vías de ingresos para garantizar su viabilidad y sobre las que lleva trabajando varias semanas sin éxito y, a día de hoy, la realidad es que ahora mismo no existe un futuro asegurado para el Voley Palma. El Palma Futsal, compañero de viaje desde la pasada temporada, tenía supeditada su continuidad en la gestión del proyecto al futuro de los patrocinadores que se mantuvieron en el proyecto hace un año cuando todos decidieron ayudar desde diferentes ámbitos para que el club no desapareciera. Además, el fallecimiento de Miquel Jaume, propietario y presidente fundador del Palma Futsal, ha supuesto un duro golpe por la importancia de su figura en la gestión y estabilidad del Palma Futsal y sus proyectos pero pese a todo, el club mantuvo su compromiso de seguir ayudando con la gestión del Voley Palma mientras el proyecto fuera viable, algo que no es factible a día de hoy si no se encuentran nuevos patrocinadores.

 

Desde todos los estamentos del club se ha venido trabajando en las últimas semanas en buscar una salida factible y que garantice la viabilidad del proyecto sin fortuna hasta el momento, lo que lleva a que el club se plantee renunciar a jugar la próxima temporada y se plantee finalizar su actividad. Es inviable un proyecto de Superliga sin tener la estabilidad necesaria para cumplir con todos los compromisos durante la temporada al completo y siempre hemos tenido claro que no vamos a iniciar una temporada sin la garantía de poder finalizarla cumpliendo con todos los compromisos que se firmen. A día de hoy no existe esa garantía ni esa certeza y si en trece días el club no es capaz de tener esa certeza, no se inscribirá en la Superliga de la próxima temporada.