Apuesta por Son Bibiloni

7 noviembre 2008 | Por | Categoria: 1ª División, Futbol, General

El Mallorca pide el interés general para una residencia de futbolistas, con más gradas y terrenos de juego

Descripción de la ampliación y reforma de la zona deportiva de Son Bibiloni.  Foto: T. Shimada

Descripción de la ampliación y reforma de la zona deportiva de Son Bibiloni. Foto: T. Shimada

El Mallorca solicita la ampliación de Son Bibiloni para crear una residencia de futbolistas y expandir su área deportiva. En este proyecto, que ya ha llegado a la gerencia de urbanismo del ayuntamiento de Palma, el club bermellón pide obtener la licencia, en el área que actualmente ocupa la Ciudad Deportiva Antonio Asensio, para crear nuevas instalaciones que den cabida al trabajo de la cantera. y la primera plantilla. Además de la residencia, el plan contempla ampliar y cubrir la grada grande, además de añadir un campo y dos áreas de entrenamiento a la zona deportiva exterior.

La residencia. El objetivo es formar a futuros jugadores del primer equipo que vivan en el entorno mallorquinista desde la cantera. Se trata de un proyecto que emularía la tarea realizada por residencias como ´La Masía´ en el Barcelona, o los viveros de futbolistas que existen en los mejores clubes de Europa. La entidad isleña se equipararía así a los planes integrales de tecnificación que tan buen resultado han dado en los equipos de la Primera División española que lo llevan a cabo. El conjunto de las dos parcelas en la descripción general del proyecto se compone de un total de diez edificios. La residencia de futbolistas ocuparía el llamado ´Edificio Siete´ de la tramitación de ampliación. Al incorporar una obra nueva al emplazamiento, este futuro hogar de la cantera supone una construcción también nueva respecto a las instalaciones actuales. La residencia tendría una extensión de 388 metros cuadrados en la planta baja, 239 en el primer piso y 86 en una superficie sostenida por pérgolas.

Permiso de interés general. Antes de llevar a cabo este plan de desarrollo de infraestructura deportiva, el club debe obtener una declaración de ´interés general´ y la licencia de obras municipal. El Mallorca necesita lograr este tipo de permiso en cualquier ampliación o remodelación de Son Bibiloni debido a que esta zona de entrenamiento del club está situada en un área de suelo rústico.
De momento, el club mallorquinista ya ha hecho llegar la descripción del proyecto a la gerencia de urbanismo del Ayuntamiento de Palma. El Consell de Mallorca es quien debe aprobar la ampliación, mientras que el Ajuntament tramitaría esta petición de ´interés general´. Por el momento, parece que el club bermellón presenta un informe que puede obtener el visto bueno, ya que desde Cort se considera que la documentación que se ha presentado es suficiente para que este proyecto de futuro pueda obtener el visto bueno.

Otro campo de juego. La conversión de Son Bibiloni en la futura casa de la cantera mallorquinista necesita agrandar sus dimensiones para dar cabida al incremento de actividad, que implicaría un área de entrenamiento que funcione a pleno rendimiento durante toda la temporada. Actualmente, la zona deportiva exterior dispone de un permiso de ´interés general´ que por ahora está concedido para cuatro campos de fútbol y dos áreas de entrenamiento. La licencia municipal está concedida para un total de cinco campos y cuatro áreas. Por tanto, el propósito es obtener la autorización para añadir un terreno de juego y dos áreas más.
Cubrir la grada. El club bermellón también plantea ampliar y cubrir la grada grande de la ciudad deportiva, que está ubicada en el terreno de juego que suele utilizar el equipo filial en sus partidos de Liga. Además de ensancharla, el club quiere dejarla totalmente cubierta, con la finalidad de acondicionarla para aquellos partidos amistosos con posible presencia de público. Esta reedificación de la grada descubierta supone una obra de envergadura, pese a que no se contempla la alteración de los parámetros urbanísticos del bajo grada, que corresponderían a la zona de los vestuarios.

Son Calcó. Otra expansión destacable de la tramitación de ampliación afecta al área de terreno que corresponde a Son Calcó, y que supone una transformación profunda de la zona. Se pretende edificar un vestuario, un almacén y unas gradas descubiertas nuevas, además de reformar la vivienda de los empleados que se encargan de la vigilancia y el mantenimiento del recinto. La construcción de un vestuario y un almacén en Son Calcó también requieren una tramitación nueva por requerir una declaración de interés general. Por último, el club proyecta erigir nuevas gradas descubiertas.
Con este plan de desarrollo de la residencia de jugadores, la ampliación de áreas de entrenamiento, y la creación y remodelación de las gradas, el Mallorca adquiriría una extensión para uso deportivo de grandes dimensiones. El terreno que corresponde a Son Bibiloni ocuparía una extensión de 5.479 metros cuadrados. La edificabilidad de la zona deportiva comprendería 6.486 metros cuadrados. Esta superficie permite un volumen de 22.293 metros cuadrados. Las áreas de entrenamiento abarcarían 2.661 metros cuadrados, por 42.840 de los terrenos de juego. Por último, los espacios libres destinados a accesos, aparcamientos y aceras comprenderían 47.895 metros cuadrados.
El informe para la tramitación de ampliación de Son Bibiloni fue sellado por el Col·legi Oficial d´Arquitectes de les Illes Balears el pasado 2 de junio, 14 días antes del concurso voluntario de acreedores presentado por el Grupo Drac de Grande.

Informa:deportebalear.com /fuente:diariodemallorca.es

Deje su comentario